Alfalfa capsulas - Nutrición Completa

$10.700

Vigorizante, antioxidante, multivitamínico natural, fuente nutricional. 
Un buen recurso de herbolario para tratar la anemia y afecciones urinarias, o aliviar síntomas de la menopausia y falencias minerales de la diabetes.

La alfalfa es una planta de la familia de los guisantes que suele usarse como forraje, en el mundo científico esta planta es conocida como Medicago Sativa

Contiene vitamina A, que ayuda al buen funcionamiento del pulmón y el corazón. 
Las vitaminas del grupo B (B1, B3, B5, B6, B7, B9, B12), vitaminas C, D, E, K y P. 
Tiene un alto valor nutricional gracias a su contenido en calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, sodio, zinc, etc. 
Es una fuente de proteínas vegetales
Es antibacteriana, antioxidante y antiinflamatoria gracias a su contenido en flavonoides fitoesteroles entre otros componentes. 

Beneficios:

- Fortalece el sistema inmunitario
- Lucha contra las infecciones por virus o bacterias como las urinarias (cistitis)
- Desintoxica el cuerpo
- Trata el hipotiroidismo
- Mejora el estado de la artrosis
- Ayuda en tratamiento de insuficiencia renal y úlceras gástricas
- Antioxidante
- Previene y combate la anemia por su alto contenido en hierro
- Mitiga síntomas de menopausia y cólicos menstruales por su contenido en fitoestrógenos
- Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares pues ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en las arterias, por su alto contenido en fibras
- Mejora la salud de la piel y el cabello por sus antioxidantes y cumarinas
- Mantiene los niveles de azúcar en sangre, por lo que es apta para diabéticos
- Baja la fiebre
- Aumenta la masa muscular
- Previene enfermedades de los huesos como la osteoporosis

.................................................................................................................................................................

Presentación: Frasco 60 cápsulas de 500 mg
Ingesta recomendada: Se recomiendan 2 a 3 capsulas diarias con abundante agua.
Origen: Perú

Contraindicaciones:
Como la mayoría de las leguminosas, la alfalfa es, en términos generales, una planta segura en dosis recomendadas. 

- Durante el embarazo y la lactancia no debe consumirse por la acción que ejerce sobre los estrógenos.
- Cuando se dan trastornos que afectan al estado hormonal, como es el caso de cáncer de útero, endometriosis y miomatosis uterina, la toma de alfalfa debe estar restringida, y en todo caso se debe contar con la supervisión de un especialista.
- Tampoco es recomendable en caso de tomar medicamentos de acción anticoagulante, como warfarina.
- Se desaconseja su ingesta en pacientes con trastornos autoinmunitarios.
- Debido a su alto contenido en purinas, las personas con gota o ácido úrico alto deben abstenerse de comer alfalfa.
- Es importante no mezclarla con el zumo de limón ya que son alimentos incompatibles.

Mantener en lugar fresco y seco. Ante cualquier duda consulte a su médico.

 
Compartir: