Dieta De Las Emociones

$150.000
¡15% OFF comprando 1 o más!

Válido para este producto y todos los de la categoría: Control del Peso.
Podés combinar esta promoción con otros productos de la misma categoría.

Dieta de las emociones

- Aprende a comprender y mejorar tu manera de relacionarte con la comida.
- Usa la dieta de las emociones como complemento de tu tratamiento para perder peso.
- No subestimes el poder de tus emociones y úsalo a tu favor.

Todo cambio importante debe empezar desde adentro hacia afuera, y en este proceso nuestra mente y nuestras emociones tienen un papel fundamental. Hay ciertas emociones que se relacionan directamente con el sobrepeso, y cada persona debe ser capaz de descubrir las suyas, liberarlas y dejar atrás patrones nocivos. La dieta de las emociones consiste en tomar conciencia de la relación que la persona tiene consigo misma, con la comida y con sus emociones, para poder desarticular la adicción a la comida y generar nuevas y saludables estrategias para enfrentar el día a día. Este plan es liderado por una sicóloga de la Universidad de Chile, hipnoterapeuta y espcialista en psicoterapia estrategica breve. Es ideal para personas con sobrepeso u obesidad, coadyuvante en tratamientos nutricionales, pre y post cirugía para bajar de peso o simplemente para quienes sienten que han probado todas las maneras para bajar de peso, sin que den resultados en el tiempo.

 

El plan consta de:

 

-       2 sesiones de hipnosis clínica  presenciales mensuales de 60 minutos

-       2 seguimientos presenciales, telefónicos o vía skype de 30 mínutos

-       Soporte on line vía email

-       1 kit de productos naturales para conseguir el peso ideal (rinde para un mes)

 

Valor mensual: $150.000 pesos

Valor trimestral: $405.000 pesos

Valor Semestral: $730.000 pesos

 

*Importante señalar que para que una conducta se modifique, necesita un tiempo estimado de 6 meses para la generación de nuevas redes neuronales vinculadas con esta conducta.

** En todos los planes incluye boleta para reembolso y uso de seguros complementarios

Compartir: